¿Qué es un ahorrador energético y cómo funciona?

ahorro-energetico

 

 

¿Qué es un ahorrador energético?

Es un dispositivo eléctrico que instalado y conectado a su red privada, aguas debajo de su cuadro general, optimizará el consumo eléctrico de su instalación, gracias a la tecnología que incorpora.

ahorrador energetico

¿Cómo funciona el ahorrador de energía de Green Corporate?

Los dispositivos de la serie SP o TP de GREEN corrigen y mejoran el factor de potencia. Mediante su función TVSS (Supresor de Voltaje Transitorio), absorbe y utiliza los micro picos de tensión que se producen en el suministro de la energía activa, protegiendo los equipos eléctricos y estabilizando la red eléctrica, para luego inyectarlos en la instalación privada de forma útil. Además, el RPC (reactive power control) hace que el funcionamiento de las maquinas sea más eficiente, reduciendo la inductancia de la carga eléctrica a través de la producción de energía capacitiva. Incorpora filtros de armónicos genéricos (serie HF) que ayudan a conseguir que nuestro consumo de potencia sea lo más eficiente y útil posible.

Por tanto, nuestros dispositivos reducen ostensiblemente el importe de las facturas de las compañías eléctricas.

Después de un exhaustivo estudio de mercado, pruebas en laboratorio y en diversos sectores de actividad, así como el seguimiento de los proyectos mediante la medición y verificación bajo los protocolos IPMVP de EVO®, se concluye que nuestra tecnología puede llegar a ahorrar un 20% de nuestra factura energética.

 

Beneficios del ahorrador energético

 

beneficios ahorrador energetico

 

  • Tecnología avanzada, bajo mantenimiento y larga duración con eficacia comprobada.
  • Ahorro en el consumo de energía de hasta un 20%.
  • Estabilización de la instalación eléctrica. Disminución de las perdidas de energía y mejora en la tensión de la red.
  • Protección de los equipos electrónicos frente a los picos de tensión.
  • Compensación de la potencia reactiva, eliminando la posible penalización por parte de la compañía suministradora.
  • Reducción importante de averías y costes de mantenimiento.
  • Aumento considerable de la vida útil de los equipos eléctricos.
  • Aumento de la seguridad en la instalación con eliminación del riesgo de cortocircuito por calor, permitiendo la reducción en el dimensionamiento de los conductores.
  • Aprovechamiento máximo de la energía contribuyendo así con el medio ambiente.