10 maneras de aumentar la eficiencia energética

10 maneras de aumentar la eficiencia energética

¿Qué es la eficiencia energética?

Hablamos mucho sobre la eficiencia energética en nuestra web, en las redes sociales etc. Es uno de nuestros valores fundamentales porque no podemos alcanzar el cero neto sin él.

Pero, ¿qué es la eficiencia energética? ¿Qué se supone que significa eso?

La eficiencia energética es hacer las mismas cosas que siempre haces, pero usando menos energía para hacerlas.

¿Recuerdas cuando eras niño y dejabas la puerta delantera (o trasera) abierta y mamá te gritaba y preguntaba si te criaron en un establo? Lo siguiente que saldría de su boca sería algo sobre calentar (o enfriar) el exterior. Sí, bueno, cuando calientas o enfrías el exterior, no estás haciendo el mejor uso de tu energía.

La eficiencia energética significa que estás utilizando de manera óptima la energía y no la estás desperdiciando.

No tienes fugas de aire por las ventanas, no dejas las puertas abiertas y no se filtra aire frío en la casa a través de enchufes de pared y conductos sin sellar. Cuando tus instalaciones son eficientes en energía, no estás desperdiciando dinero en tu factura de electricidad, estás utilizando exactamente lo que necesitas y nada más.

Antes de que podamos molestarnos en hacer cosas como la instalación de energía solar, debemos asegurarnos de que el edificio sea energéticamente eficiente. Instalar energía solar es un gran desperdicio cuando gran parte de la energía que estás creando se escapa del edificio.

10 maneras de aumentar la eficiencia energética en tu casa o en tu empresa

  1. Sella los conductos. Compra una tina de sellador de conductos y asegúrate de que estén sellados, esto incluye los conductos debajo de tu hogar y el lugar donde entran en el hogar (los respiraderos). Si bien puede no parecer un gran problema, puede escapar mucho aire a través de esas pequeñas grietas entre el piso y los conductos.
  2. Revisa los grifos en busca de fugas. Una fuga dejada desatendida puede costar mucho en la factura de agua. Con demasiada frecuencia, ni siquiera nos damos cuenta de que hay una fuga hasta que es demasiado tarde, y a menudo han pasado meses con el aumento de las facturas de electricidad en caso de fuga de agua caliente. Echa un ojo a la factura de electricidad, si notas un gran aumento en el uso de agua o electricidad, puede haber un problema.
  3. Aísla el calentador de agua y las tuberías. Si tu calentador de agua está en el garaje y sin aislar, no tienes que aislar todo el garaje. Puedes comprar una caja de protección para el calentador de agua por un precio mínimo e instalarla tu mismo, no solo reduciendo la energía que el aparato tiene que usar para calentar el agua, sino que también disminuirá el tiempo que tarda el agua caliente en llegar a otras áreas del edificio.
  4. Instala un termostato programable. Puedes decidirte por una unidad básica o uno de los nuevos termostatos sofisticados que se programan en función de sus acciones, un termostato programable no solo te ahorrará dinero sino que mantendrá la estancia mucho más cómodo.
  5. Lava la ropa en agua fría. Tu ropa estará igual de limpia, pero ahorrarás la energía que se desperdicia solo para calentar el agua.
  6. Cambia las bombillas. Apuesto a que si echas un vistazo alrededor de tu casa, encontrarás que todavía tienes algunas bombillas incandescentes viejas que roban energía. Cambia esas bombillas viejas por nuevas bombillas LED y CFL. Estas bombillas usan tan solo 1/10 de la energía de las bombillas viejas y emiten la misma cantidad (o más) de luz.
  7. Reemplaza los electrodomésticos antes de que mueran. Lo más probable es que algunos electrodomésticos tengan cerca de 10 años. Si todavía usas electrodomésticos viejos considera reemplazarlos por electrodomésticos más eficientes antes de que se mueran. No solo ahorrarás energía (y dinero) a largo plazo, sino que te salvarás del dolor de cabeza a corto plazo de tener que salir corriendo y reemplazar una unidad muerta.
  8. Verifica la humedad. Si tienes dificultades para mantener tu hogar lo suficientemente fresco en los meses más cálidos, es posible que desees controlar la humedad. Un humidistato le permitirá ver la humedad interior. Si es demasiado alta, querrás comprar e instalar un deshumidificador. Hacer esto reducirá las facturas de refrigeración y hará que tu hogar sea mucho más cómodo.
  9. Calafatee las ventanas con fugas: usa calafateo de cuerda para calafatear esas ventanas con fugas. ¿Sabías qué está perdiendo una tonelada de energía por las ventanas con fugas (incluso si son nuevas)? Esas pequeñas grietas pueden equivaler a tener una ventana (o incluso dos) abierta tanto como sea posible.
  10. Instala equipos de ahorro de energía. En GREEN CORPORATE ENERGY hemos desarrollado un equipo de ahorro energético que integra tres tecnologías en un mismo dispositivo. Ha sido la combinación de varias técnicas las que hicieron posible el nacimiento y desarrollo de nuestra tecnología que optimiza y estabiliza las líneas conductoras, suprime los micro picos de voltaje transitorio y aumenta el Factor de potencia de la instalación, reduciendo el consumo de ENERGÍA ACTIVA, así como la potencia máxima exigida.

equipos green tp
Además, nuestros equipos de ahorro contrarrestan la producción de ENERGÍA REACTIVA inductiva de una instalación, mediante la incorporación de condensadores de grafeno secos de baja perdida, mejorando de esta manera la calidad de suministro y optimizando su rendimiento.

Estas son solo algunas de las muchas cosas fáciles que puedes hacer en tu casa o empresa para ahorrar energía y dinero.