diagnostico energético

Auditoria energética

Una auditoría energética comprende la inspección, estudio y análisis de los flujos de energía en un edificio, industria, proceso o sistema, y ​​está diseñada para demostrar la energía dinámica del sistema en estudio. Su objetivo fundamental es la reducción del consumo y, por lo tanto, del ahorro energético y financiero.

En otras palabras, el diagnóstico energético es un estudio básico de eficiencia energética en el que se realiza una visita de los expertos a las instalaciones del cliente, pero realizando sólo inspecciones visuales.

El objetivo del estudio es elaborar una relación de medidas y recomendaciones generales en eficiencia energética de aplicación a la tipología y características particulares del edificio o local objeto del diagnóstico.

El estudio incluye una estimación del cálculo del ahorro energético que puede suponer la implantación de cada una de las medidas propuestas y un análisis de viabilidad económica con Estimación de orden de magnitud de las inversiones necesarias.

Nuestro informe de diagnóstico energético detalla los aspectos siguientes:

Evaluación de equipos consumidores (por encargo)

  • Inventario de equipos con contabilidad de potencias instaladas por sistemas (iluminación climatización etc…)
  • Evaluación comparativa (benchmarking) de consumo energético del edificio o local con los consumos de edificios similares situados en climas similares.

Análisis de consumos y costes

  • Recopilación de la facturación energética mínimo 12 meses.
  • Registro de los principales hábitos de uso de los distintos usuarios de la instalación.
  • Análisis de las variaciones estacionales en el consumo energético.
  • Balance energético estimativo de los consumos. Distribución teórica de los principales sistemas consumidores.

Hay varias etapas en el proceso de auditoría energética:

Un estudio del sistema que se analiza, con una auditoría de lo siguiente:

  • hábitos de consumo
  • equipos de calefacción y aire acondicionado
  • equipo eléctrico
  • equipo de iluminación
  • el aislamiento térmico de la instalación
  • Un análisis de los datos recopilados.
  • Confirmación de datos y valores.
  • Propuesta de mejoras.

Una auditoría energética puede ser más amplia o más estrecha en función de su profundidad, y abarca desde el diagnóstico energético básico hasta la implantación de diferentes medidas.

Optimización de suministros energéticos

  • Optimización del suministro de electricidad para la reducción de la factura energética previa a la implantación de medidas de ahorro y eficiencia energética.

Propuestas de eficiencia energética

  • Relación de medidas y recomendaciones generales en eficiencia energética de aplicación a la tipología y características particulares del edificio o local objeto del diagnóstico.
  • Cálculo del ahorro energético: Estimación del potencial de ahorro energético (% o kWh), en base a la experiencia del consultor, ratios de referencia, estudios u otra documentación técnica.
  • Análisis de viabilidad económica: Estimación de orden de magnitud de las inversiones necesarias en función de ratios de instalaciones similares y plazo de retorno simple.